Al hablar de magnéticos impresos nos referimos a las típicas planchas realizadas en PVC y con la parte trasera imantada. En la cara de PVC está impreso el dibujo con el emblema publicitario elegido o el motivo que se haya querido plasmar.

Estas planchas magnéticas se utilizan fundamentalmente para la realización de todo tipo de regalos promocionales, tanto en fechas determinadas como en promociones concretas. Estas son algunas ideas de regalos:

-Calendarios. Sobre todo en Navidad es un regalo muy típico y que suele agradecerse. Un calendario de todo el año que va a comenzar y que se puede colocar a la vista en la cocina.

-Puzles magnéticos. Uno de los regalos favoritos de los niños pequeños, que disfrutan con este tipo de juguetes sencillos. En este caso, la plancha magnética está dividida en varias piezas que encajan perfectamente. Al estar imantado, permite que el niño pueda montar su puzle sobre la nevera o sobre cualquier otra superficie metálica como en el caso de los magnéticos impreso.

El diseño debe de ser atractivo para que guste al niño y las piezas suficientemente grandes para que un chaval pequeño pueda manejarlo con seguridad, sin riesgo de meterlas en la boca y tragarlas. Lo habitual son diseños de cuatro o de seis piezas.

-Pizarras magnéticas. Un regalo útil si se regala del tamaño adecuado. No debe de ser demasiado grande, para que se pueda colocar sobre la puerta de la nevera. Pero tampoco demasiado pequeño, ya que si la pizarra se queda estrecha o corta no permitirá anotar la lista de la compra, que suele ser su principal función.

Otro detalle fundamental es que tenga un lugar para sujetar el rotulador con el que se escribe en ella. De este modo, el que coja el último cartón de leche o el último yogur podrá anotar en la lista de la compra que es necesario comprar más.

-Imanes publicitarios. Los imanes publicitarios son el concepto más sencillo de regalo magnético. En lugar de llevar un imán metálico llevan una parte trasera magnética y se pueden colocar sobre una superficie metálica.

-Fotos magnéticas personalizadas. Un regalo atractivo como parte de una campaña publicitaria puede ser la posibilidad de que el cliente pueda recibir la fotografía suya personal que quiera enviar impresa en una lámina magnetizada.

Un regalo atractivo que podría conseguirse, por ejemplo, al comprar un número determinado de unidades de un producto. La fotografía tendría la publicidad de la marca, pero de un modo que no dejara de resultar atractiva para quién la reciba, por ejemplo en uno de los márgenes.