Los vinilos impresos para publicidad son uno de los reclamos más utilizados para cristales y escaparates, especialmente para realizar todo tipo de campañas que se quiera que cuenten con una gran visibilidad.

Vinilos impresos decorativos

Estas son algunas ideas para utilizar vinilos de impresión para campañas navideñas, dada la proximidad de las fechas:

Grandes vinilos para escaparates

Los grandes vinilos navideños son una manera fantástica de decorar un escaparate con muy poco esfuerzo y sin gastar ni un euro por parte del comerciante. Evidentemente, estos vinilos promocionados tienen algún espacio para la publicidad ya que se trata de salir ganando todos.

Vinilos impresos personalizados

En otros casos, el comerciante puede encargar directamente los vinilos pagándolos de su bolsillo y con el mensaje que más le guste en el que felicite la navidad a todos sus clientes o hagan referencia a alguna promoción especial para estas fechas.

Impresión de Vinilos

Vinilos felicitando la Navidad

Para puertas y decoración interior. Además de decorar el escaparate de un comercio también se debe de decorar el interior. Está demostrado que aquellos establecimientos con decoración navideña venden más durante estas fechas que aquellos que carecen de la misma.

Vinilo electroestatico para superficies

Coloca vinilos en el cristal de la puerta de entrada, en los espejos del interior y en los de los probadores y comprueba el efecto que producen en los clientes. Estos vinilos pueden ser promocionados o comprados directamente por el establecimiento.

Vinilos navideños para regalar a los clientes

A los clientes suelen encantarle los vinilos para pegar. Puedes regalar vinilos con propaganda de tu establecimiento y bonitos mensajes navideños para que se animen a colocarlos en sus ventanas de casa, ventanillas del coche etc.

De este modo, el lugar donde se coloque el vinilo será una pequeña valla publicitaria para tu establecimiento que te habrá costado realmente muy poco dinero y que puede ser vista por mucha gente.

Adhesivos permanentes de vinilo

Vinilos navideños para muebles del establecimiento. Los vinilos no solo se pegan sobre cristales y espejos, pueden pegarse en paredes y muebles de todo tipo, creando los mejores ambientes navideños.

No tienes que recargar en exceso la decoración, pero puedes colocar pequeños vinilos salteados para que den sensación de fiesta y animen a comprar y a consumir.

Decora tu coche de empresa. Los vinilos personalizados también se pueden colocar en el coche. Si pones algunos pequeños vinilos en ventanillas o sobre la pintura, el coche tendrá un aspecto mucho más navideño y puesto que se van a retirar nada más acabar las fiestas no es nada probable que queden marcas.

A medida y personalizados

Los vinilos impresos realizados a medida son un método original y económico para la decoración de cualquier negocio. Permite diversidad en las decoraciones, una amplia personalización y cambiar tantas veces como se desee.

Los vinilos permiten la impresión de cualquier imagen, solo debemos de asegurarnos de tener los derechos de la misma antes de utilizarla con fines publicitarios y una vez cumplido este trámite es posible realizar vinilos con cualquier fotografía o dibujo que se presente para ello.

En el escaparate

La clave del escaparate es poder cambiar para que la gente se fije en lo que ve cuando pasa delante. Por eso, la decoración con vinilos es muy adecuada para todo tipo de negocios permitiendo variarla tantas veces como sea necesario.

Uno de los recursos más utilizados en los escaparates es cambiar los vinilos dependiendo de la temporada o de la promoción que se esté realizando. Por ejemplo, vinilos para anunciar la temporada de rebajas, para anunciar una campaña navideña o para presentar la colección de verano.

Otros negocios que no tiene estas campañas tan marcadas optan por usar los vinilos como parte de la decoración del escaparate, creando por ejemplo, una banda decorativa en la parte inferior o superior del escaparate que no impida ver lo que se muestra dentro, pero que llama la atención de los transeúntes con estilo y con elegancia.

El vinilo es muy fácil de retirar del cristal sin dejar marca, por lo que cambiar una decoración de este material es muy sencillo. Solo hay que despegar el vinilo viejo y colocar el nuevo. Si queda algún pequeño resto de adhesivo, algo que no suele ocurrir, se retira con un poco de alcohol.

En el interior del local

La decoración del interior del local debe de ser atractiva para el tipo de público que se quiere convocar. Los vinilos impresos se adaptan a estilos muy diferentes, pero quedan especialmente bien en aquellos establecimientos con una imagen juvenil, luminosa y un poco desenfadada.

Si se quiere completar una decoración clásica para darle un punto más alegre y moderno, los vinilos de pequeño tamaño pueden contribuir a darle un aire más actual a cualquier negocio.
Estos pueden ser de cualquier tamaño. Pueden cubrir una pared al completo siendo la base de la decoración o pueden componer pequeños detalles para darle el toque personal al mobiliario escogido.