Los vinilos personalizados se utilizan frecuentemente para campañas publicitarias dada su gran versatilidad. Son económicos, se pueden realizar en todos los tamaños y colores y permiten imprimir cualquier tipo de imagen, desde simples logotipos hasta fotografías a todo color.

Adhesivos y vinilos personalizados Fini Golosinas

Vinilos Personalizados Baratos

Pero las ventajas de los vinilos personalizados baratos van mucho más allá que su precio y su versatilidad. Estas son algunas de las más importantes:

-No generan grandes gastos de transporte. Los vinilos se pueden transportar enrollados dentro de un tubo sin ocupar demasiado espacio. Esto hace que puedan enviarse a diferentes lugares por muy poco dinero o dentro de los envíos habituales sin aumentar prácticamente el peso o el espacio ocupado.

-Pueden ponerse fácilmente. Colocar un vinilo es muy sencillo. A no ser que sea de un tamaño muy grande puede hacerlo una persona sola y si se equivoca no hay problema, ya que puede despegarse y colocarse nuevamente tantas veces como sea necesario si se hace con cuidado.

Vinilo electroestático Agua Micelar

-Se retiran sin dejar ningún tipo de marca. Al despegar el vinilo impreso no queda marca alguna en los cristales o en los muebles en los que se haya colocado. Lo único que puede suceder es que si lleva mucho tiempo puesto, se note que el cristal pueda estar más sucio en el espacio que no estaba cubierto por el vinilo, pero simplemente con limpiar ya se soluciona la diferencia.

Vinilos Personalizados Online

-Transforman totalmente un espacio de un local comercial sin que sea de modo permanente. El vinilo puede cambiar totalmente un escaparate, una pared de una tienda o su puerta. El cambio salta a la vista pero no es permanente, por lo que es fácil convencer al dueño del establecimiento de que coloque el vinilo, especialmente si es bonito. Y lo mejor es que este vinilo se puede comprar online.

Vinilo removibles de farmacia

-Son llamativos y resultan un buen reclamo. Como hemos dicho, es llamativo y por tanto va a atraer la atención de todos los que acudan a la tienda, incluso de la gente que pase por la parte exterior si se colocan en el escaparate. Esto hace que más personas se acerquen a mirar y por tanto, que el número de compradores potenciales aumente.

-Gustan también como regalo. Además de ser parte de cualquier campaña publicitaria, estos vinilos gustan también como regalo a los clientes. Muchas personas ponen los adhesivos en sus coches, tanto sobre la zona de pintura como sobre los cristales. Pero es importante que sean de buena calidad para que tengan garantía de que no se va a estropear nada.

Vinilos personalizados para publicidad

Una de las primeras formas de regalo publicitario moderno fueron las pegatinas. Estas gustan a todo el mundo y se pueden colocar en cualquier lugar. Además, son económicas y se pueden realizar en todas las formas y colores que se desee.

Hoy, las pegatinas de antaño han evolucionado y han dado paso a los vinilos a medida, mucho más resistentes y que permiten incluso estar a la intemperie sin perder su aspecto impecable.
Las pegatinas clásicas continúan teniendo tirón especialmente entre los niños, ya que las utilizan para decorar sus carpetas y sus libros del colegio, especialmente si se trata de una publicidad con sus ídolos musicales o deportivos o con sus personajes de dibujos animados favoritos en el caso de los niños más pequeños.

Vinilos para puertas y escaparates

Cuando alguien entra en un establecimiento lo primero que ve es la puerta. En ella suele haber siempre cierta información colocada, como por ejemplo el horario de apertura o la famosa pegatina que indica que se aceptan tarjetas de crédito o de débito para pagar las compras.

Además de esto puede haber vinilos publicitarios que en algunos casos tienen doble función, por un lado hacen propaganda de una marca que se vende en el interior pero por otro pueden tener una utilidad, como indicar el horario de apertura del establecimiento.

Vinilos personalizados para coches

Muchas personas quieren personalizar sus coches para sentirlos un poco diferentes del resto y una de las maneras más efectivas de hacerlo es utilizando vinilos. Los vinilos publicitarios suelen colocarse en el cristal trasero. Pueden ser exclusivamente con el logo o el nombre de la marca en el caso de marcas deportivas o de refrescos que puedan tener un gran tirón por ellas mismas.

Pero en el caso de marcas que no sean un reclamo en sí mismas o de propaganda de establecimientos, lo habitual es que el vinilo tenga un diseño muy atractivo que invite al cliente a que lo coloque en el coche cuando se le regala. Dentro del diseño debe de haber un espacio para la promoción de la marca, producto o establecimiento que, si bien queda en cierto segundo plano, debe de destacar y ser visible.

Los vinilos para coche pueden estar pensados para colocar en el cristal trasero del coche o para colocar directamente sobre la chapa en el exterior. En este segundo caso es importante que se escoja un vinilo de mucha calidad para que el cliente se decida a colocarlo sin miedo a que acabe en trozos en poco tiempo o, lo que es peor, dañando la pintura del vehículo.

Un caso aparte son los vinilos de gran tamaño que se colocan en las puertas o en el capó del vehículo para hacer propaganda de un establecimiento. Estos vinilos tienen un objetivo publicitario pero no se trata de un regalo, sino de algo que se usa para los coches de la empresa, de modo que los identifique y al mismo tiempo favorezca el hacer propaganda en cada desplazamiento.

Adhesivos personalizados de cualquier forma y tamaño

Los adhesivos tienen la virtud de poder personalizarse adoptando cualquier forma y tamaño. No tienen por qué estar limitados a las clásicas formas geométricas que recordaban a los cromos, por el contrario, pueden tener todo tipo de formas y estar troquelados para conseguir una mayor personalización.

El tamaño también es totalmente variable. Se han realizado publicidades que se adaptan al tamaño de cada escaparate. Un ejemplo muy claro lo vemos en los bancos, que suelen decorar sus cristales con vinilos con las promociones de préstamos o de cuentas para nuevos clientes.

Evidentemente, entre unas pegatinas publicitarios para coche o para la puerta de un establecimiento y estos grandes vinilos de escaparate hay una gran diferencia de precios, por lo que se pueden realizar campañas para todos los gustos y también para todos los presupuestos.

Vinilos, los adhesivos más sofisticados

Dentro de los adhesivos publicitarios, los vinilos ocupan un lugar de honor debido a sus múltiples propiedades. Además de permitir todo tipo de colores e incluso algunas texturas, los vinilos tienen una ventaja muy grande frente a otras pegatinas: no dejan rastro una vez que se retiran.

El adhesivo que llevan es suficientemente fuerte para que el vinilo se mantenga inalterable en el lugar en el que ha sido colocado, pero a la vez suave, de modo que a despegarlo de la pared o del lugar en el que se ha colocado no queda ni rastro y no se estropea la superficie en la que estuvo pegado. Pero además, son mucho más resistentes y se mantienen inalterables largo tiempo.

Por eso, muchas personas reacias a colocar adhesivos en puertas, escaparates o en coches no tienen reparo alguno en colocar vinilos publicitarios que saben que respetarán el lugar en el que han sido colocados.